Academia Hoffmann de Formación Holística

Ejercicio. Nº 1. Disfruto mi soledad.( Libro: Consideraciones Desconsideradas. Dr. Efraín Hoffmann):

Buscar y valorar la soledad como fuente del desarrollo de la vida espiritual y motor que activa la inteligencia social.

Experimentar el silencio como ámbito especialmente idóneo para la irrupción de preguntas trascendentales:    

 a) Propiciar en  alumnos el aprendizaje de  gozar intensamente de la soledad, como  la fuente del desarrollo espiritual.

 b) Reconocer en el  impulso social que no se basa en el amor a los otros, sino que tiene su origen en el miedo a la soledad

c) preguntarse si uno mismo tiene miedo a la soledad o   si sabes disfrutarla.

d)  El silencio causa temor, porque al tomar distancia de la propia realidad y someterla a una valoración, uno duda de su modo de vida. La experiencia de silencio es una experiencia de vértigo. El proceso de exponerme a mi, sin apoyarme en el exterior.

Reflexión de contemplación: 

Practicar la contemplación para captar el latido de la realidad exterior:

La contemplación es una actividad que tiene su punto de partida en los sentidos externos, pero trasciende al plano de la percepción. Es ser receptivo a la realidad, ensanchar los poros de la sensibilidad para captar el latido de la realidad exterior, para conectar con lo que se oculta en ella. Pero la práctica de la contemplación exige unas condiciones que raramente se dan en nuestro mundo. Sufrimos un activismo salvaje. Toda contemplación exige tiempo, y la velocidad es un obstáculo fundamental. Otro obstáculo es la dispersión, la constante multiplicación de estímulos sensitivos hace imposible contemplar algo atentamente. En este sentido el trabajo con Mandalas ayuda a recogerse en un centro, o/a unificarse. De lo que se trata es de fomentar el conocimiento personal para descubrir un sentimiento de permanencia, no de inmovilizo.

Ejercicio (duración 15 minutos):

  • Ubícate en un lugar donde tengas la oportunidad de observar el exterior. ( un parque, azotea, balcón etc).
  • Sin música.
  • Mantén los ojos abiertos y ve lentamente recorriendo el espacio.
  • Respira profundamente y obsérvate.
  • Apaga el teléfono.

Preguntas:

¿Qué pensamientos surgen?

¿Observas algún cambio en tú sentir?

¿Cuándo observas lo haces desde el juicio o desde la justificación?

¿Necesitas a alguien a tu lado para comentar lo que sientes?


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: